domingo, 25 de enero de 2009

Tarde Lluviosa


Puede que sea la lluvia cayendo sobre el cristal o el viento intentando entrar por cualquier hueco por pequeño que sea, o tal vez sea por los arboles que se agitan violentamente zarandeados por el viento. Nubes casi negras que se se acercan desde las montañas y permanecezco inmóvil, observando a través de la ventana. Ni un trazo quiere salir hoy de mi pluma.

No hay comentarios: